Y esta parte bailala despacio

Curiosamente soy una persona bastante inquieta a la que le gusta la tranquilidad. Puede sonar paradójico pero bueno, es así. Me gusta parar a contemplar la vida, me gusta pararme un segundo y decir, “vale, adelante”, me gusta quedarme quieta. Y es que los grandes momentos suceden justo después de un momento de parada, un stop, un “este es tu momento, adelante, a por ellos”…

Quisiera saber porque siempre hay tanta prisa, tantas horas perdidas, tantas sonrisas superpuestas, tantos malos humos infectando nuestras vidas. Que alguien me diga que eso es lo que quiere … porque yo no, me niego. La vida es para disfrutarla. Sé que hay personas con vidas muy negras, muy de no querer vivir, muy dolorosas, pero estoy segura que todo el mundo puede sacar un momento bueno, aquel en el que se paró el tiempo y algo bonito pasó a continuación.

Me revuelvo por todo lo que nos está pasando, las injusticias cometidas a través de varios que no se cortan a la hora de gastarse dinero público para sus caprichos, y por todo aquello que NO nos está pasando, la vida parece que está para SOBREVIVIR, parece que no podemos decidir qué nos gustaría hacer porque ya hay alguien decidiendo por nosotros. Mi comprensión no alcanza a entender cosas como que los autónomos de toda la vida no tengan ventajas ni descuentos como los nuevos, no llego a entender que se involucren hasta la risa en algo que cacarean como “Madrid es divertida” y vámonos todos a la plaza mayor a tomar una café o no se qué, y no sean capaces de ser honestos con aquellas personas que se tragaron todas las promesas que hicieron. No entiendo como hay gente que sigue siendo capaz de tener la caradura de no desaparecer de la vida pública y meterse entre las sábanas. Parece que los demás estamos con el agua al cuello, en plena agüadilla, y ellos, desde sus tumbonas, se ríen y se ponen aceites de oro.

PERO SOLO LO PARECE, porque está en nuestra mano darle la vuelta a la tortilla. Nunca está de más aceptar la realidad, ver lo que te muestran los demás, pero después llega nuestra gran actuación, la que entra de sorpresa y nadie se espera, esa escena en la que se crea una tensión de la buena, de la de ALGO GRANDIOSO VA A PASAR. 

Por eso, por todo lo que se palpa en el ambiente, por las tiendas de barrio que lo pasan mal, por los que un día nadaron en la abundancia y hoy están hasta arriba de acusaciones y regañinas, por aquellos que luchan cada día por salir adelante sin más ayuda que la de la caridad o la familia. Por ellos hay que sacar la sonrisa, por ellos hay que parar un instante y respirar el aire que nos da la vida. Por el sufrimiento ajeno y la gran capacidad de todos por “sacarnos las castañas del fuego”, porque SOMOS RESOLUTIVOS Y FUERTES, porque no nos importa arañar nuestras rodillas si con ello podemos trazar la dirección de nuestra vida.

¿Que tú no crees esto? Vale, pues te propongo algo, es simple, verás:  Piensa, y luego cuéntame aquel día, aquella vez,  en la que tiraste para adelante, aquel momento en el que te tomaste las cosas despacio pero sin pausa, aquello que conseguiste a base de no rendirte, de saber que aquello por lo que estabas trabajando era lo que realmente siempre quisiste hacer, o lo que tenías que hacer para conseguir aquello que de verdad querías. ¿Lo has recordado? ¿Cómo te has sentido al rememorarlo? ¿A que apetece repetirlo? Ahí tienes un ejemplo de que todos podemos salir a bailar, aunque seamos cojos o alguien nos haya quitado los oídos, pero es que además, teniendo cualquier dificultad, ¡Sabemos elegir lo que debe hacerse con sosiego y reflexión! Qué más quisieran aquellos que con piedras preciosas y muchos trajes de vuelo, no saben, ni siquiera, quién eran antes y quienes son ahora. 

Sintiendo el ritmo, abriendo los oídos y moviendo un poquito el cuerpo, esto que ahora suena es para bailarlo despacio. Porque hubo muchas prisas y mucho caos, y ahora sale la espuma blanca, y ahora aparecen los valientes que lucharon, y ahora aparecemos nosotros, tras la nube de arena y sudor en las mejillas. AHORA, JUSTO ESTA PARTE BAÍLALA DESPACIO

Momentos llenos de una belleza enorme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El rincón de floricienta

La vida no es más que estúpidos momentos de compleja irrealidad.

Lo que ellos no saben

"Lo que en la juventud se aprende, toda la vida dura"- Quevedo

Here Comes Sol

Literatura e inspiración

sinmiraraquien

El erotismo sobrevive a todo...

La luna que te mira

Imaginario personal...

Las Letras Inquietas de un Escritor Novel

Un espacio para dar a conocer novedades literarias y más...

Un lugar donde perderse para encontrarse

DEJA DE PENSAR Y SONRÍE, QUE TE VAS A HACER DAÑO

Manual de una Perfecta Desconocida

Intentando tapar el sol con un dedo

Letras para mentes desperfectas

Pensamientos y sentimientos, hechos letras.

Despues del sexo Blog

Siempre existe tiempo para todo

Patrimonio y familia

La construcción del futuro es mejor en familia

Once Coach

Transformando a las personas y a las organizaciones

Inteligencia Emocional & PNL

Inteligencia Emocional Practica para el Exito

ZALMAN5K

Agente de Cambio

Enredando lo sencillo

Enrevesadas reflexiones sobre el mundo que nos rodea

Enmicasajugamosasi's Blog

Just another WordPress.com site

Café Desvelado

Lo poco que sé de la vida se cuenta tomando un café

elbauldelcoach

Sueña tu vida y vive tu sueño ¡Cuenta conmigo!

A %d blogueros les gusta esto: